ACCESO USUARIOS
Usuario
Contraseña



Ver mi cesta



Entorno de Valdebodega

San Bernardo, pedanía en la que se ubica Valdebodega, podemos decir que se trata de una “gota de agua en el desierto”. A diferencia del resto de los pueblos de la zona es una villa sin prácticamente historia, exceptuando el Monasterio de Nuestra Señora de Valbuena que se ubica en el mismo término municipal.

Los terrenos que hoy conforman San Bernardo fueron históricamente parte del Monasterio, siendo desde el s. XII cultivados por los monjes benedictinos que, bajo el “ora et labora”, explotaron los productos típicos de la zona, fundamentalmente cereales.

Con el paso del tiempo y sobre todo en la época de la Desamortización (s. XIX), el monasterio quedó vacío y sus tierras fueron pasando de mano en mano hasta que el Instituto Nacional de Colonización lo utilizó para crear en 1950 el pueblo que hoy existe, con gente venida de Santa María de Poyos (Guadalajara), afectados por la construcción del Pantano de Buendía.

Así, se conforma un pueblo con calles rectas, amplias, y con casas blancas que le dan la fisonomía de un pueblo de Andalucía, pero en Castilla La Vieja. Ni un vestigio del tradicional adobe, de callejuelas sin salida o de edificios históricos. Sólo, una población de 250 habitantes que, a día de hoy, basan su economía en la agricultura cerealística, el turismo rural y la elaboración de un vino de gran calidad.