ACCESO USUARIOS
Usuario
Contraseña



Ver mi cesta



Entorno de Finca La Pontezuela

La finca se sitúa al norte de la reserva ecológica que constituye el Parque de Cabañeros, espacio natural protegido en el centro de los Montes de Toledo. Su olivar se extiende por toda la explotación familiar, en base a olivos de la variedad picual. Estos se disponen ordenados junto a la apreciada cornicabra, la variedad característica de la región.

Los Navalmorales, donde se encuentra la finca, es una localidad que desde antiguo se ha dedicado al cultivo del olivar. El saber hacer y el atento cuidado del olivo se ha logrado mantener a lo largo del tiempo, renovado por la incorporación de las últimas técnicas, para proporcionar aceites de un exquisito sabor con importantes atributos saludables.

La ondulada geografía de los Montes de Toledo, conformada por su rigurosa climatología continental, de fríos inviernos y estíos de elevadas temperaturas, ha perfilado un sorprendente refugio verde en el interior de la llanura manchega.

En las laderas de sus montes, coronados por pedrizas, y en los llanos conocidos como rañas, se extiende el olivar. Su cultivo, que fuera introducido por griegos y fenicios, ha sabido adaptarse, generación tras generación, al nuevo medio para procurarnos hoy en día un aceite de atributos excepcionales.