ACCESO USUARIOS
Usuario
Contraseña



Ver mi cesta



Turismo cerca de Micopal

Arenillas de San Pelayo, ubicado en la sierra palentina, se trata de un municipio alejado históricamente de grandes gestas y vicisitudes en España y los diferentes reinos a los que ha pertenecido su territorio.

En cuanto a su patrimonio histórico, destaca su Iglesia dedicada a San Pelayo, de estilo románico, Bien de Interés Cultural desde 1978 y se encuentra dentro de Las Rutas del
Románico Palentino.

El templo románico dedicado a San Pelayo es el espléndido resto de lo que fuera monasterio "dotado en 1132 por los familiares de Muño de Saldaña, que lo hicieron libre en 1159 y que pasó en 1168 a los premostratenses de Retuerta". En 1573 la abadía quedó suprimida por su mala situación económica, uniéndose a Retuerta como priorato; son también de este siglo las primeras noticias que se tienen sobre un hospital cercano, aunque posiblemente existiese desde el siglo XIV. 

En el siglo XIX sufrió las consecuencias de la invasión francesa (saqueos, etcétera) y de la desamortización de Mendizábal de 1846 tras la cual pasó a ser parroquia y se desvinculó de Santa María de Retuerta. Desde 1947 funcionó, por breve tiempo, una preceptoría, un pequeño seminario en el que se cursaba el ingreso y primero de Humanidades para luego pasar al seminario de San Isidoro de León.

Para llegar
Para llegar al pueblo, se accede por la carretera transversal que de Saldaña conduce hacia Herrera de Pisuerga. Al poco de rebasar Villabasta, un desvío a nuestra izquierda nos encamina en corto recorrido al lugar deseado.

Para visitar
Además de la ya mencionada Iglesia de San Pelayo, el pueblo se encuentra enclavado en las lindes del río Valdivia, por lo que se les recomienda a todos los vsitantes el disfrute de actividades micológicas y pesqueras, aprovechando el entorno de bosques en sus alrededores.

Además, siempre uno puede acercarse a la cercana Herrera de Pisuerga (25 Km.), y ver allí el famoso "Canal de Castilla" y sus ruinas romanas.

Para comer
Ya en Herrera de Pisuerga, recomendamos visitar cualquiera de sus restaurantes, destacando en la gastronomía de la zona la ruta del cangrejo de río por los diferentes establecimientos de la ciudad, en casa uno de ellos preparados de manera diferente.

Para domir
En la misma villa de Arenillas no existe la posibilidad de pernoctar. Para ello, uno a de dirigirse a Prádanos de Ojeda (Hostal Rural, a 47 Km.), Villalcazar de Sirga (Hotel, a 41 Km.), o Boedo (Casa Rural, a 28 Km.)